Tuesday, July 27, 2010

De cómo Cara de Foca trajo el Dengue a América



Cuenta la leyenda que el Maestro Cara de Foca estaba un caluroso día de verano, allá por 1964, en la ciudad de Torreón, Coahuila, México —llamada "La perla de la Laguna", ¡y qué perla!— para interpretar el himno mexicano y otras marchas militares a ritmo de mambo.
Hallábanse el Maestro y su troupe haciendo tiempo hasta la hora del concierto como mejor les gustaba hacerlo: Trasegando cervezas y chicharrones en una cantina.
Mientras bebían y comían, por delante de la puerta del lugar pasó una mujer cantando como un ángel envuelto en la luz del verano. Cara de Foca y sus músicos abandonaron los vasos de cerveza en pleno vuelo -que quedaron suspendidos en el aire unos instantes, rodeados de una suerte de mano de humo- y salieron al quicio a pedirle a la señorita que les cantara lo que fuera que estuviera cantando. La muchacha empezó a cantar

Siempre que pintas iglesias,
Pintas angelitos bellos,
Pero nunca te acordaste
De pintar un ángel negro...


Cara de Foca, extasiado como el que más al escuchar a la muchacha, esperó a que terminara y entonces le soltó el clásico,

-"Señorita, usted no sabe con quién está cantando."
-"Sí que lo sé, ¡Carafoca!" Pues todo el mundo conocía a Pérez Prado, ¿quién no podía conocer, en México, a Pérez Prado?
-"Pues si lo sabe, ¡usted se coge ahora mismo un tren conmigo para el D.F., que vamos a grabarle esa canción!"
-"¡Uy qué ilusión!"
-"¡Pero maestro," intervino un saxofonista, que nunca se podía estar callado en los silencios, "le recuerdo que hoy tenemos concierto!"
-"¡Ah, claro, claro!, el concierto... Bien, señorita, aquí está mi bigote, qué digo mi bigote, mi tarjeta, y mañana a primera hora salimos para la Ciudad de México."
-"¿Cómo?"
-"¡Como un tren!
-"¿Disculpe usted?"
-"Disculpada, en tren quiero decir, disculpe usted."
-"Disculpado."
-"¡Pues celebremos nuestra reconciliación con unas cervezas!"
-"¿Hay chicharrones?"
-"¿Que si hay chicharrones? Pero ¿por quién nos toma usted?"

Y así entraron al bar, recogieron los vasos del aire y brindaron por la señorita Carmen Salinas, futura estrella de la televisión y ocasional cantante y bailarina con la orquesta de Cara de Foca. Se pusieron tan morados a chicharrones que esa noche en el concierto los mambos les salieron un poco distintos, pues el Maestro hipaba en los momentos más extraños y la orquesta le seguía, claro. Así que Cara de Foca, viendo que el público aplaudía mucho, tuvo la idea de un nuevo ritmo.

Hacia 1965, año de grabación de este e.p., el señor Cara de Foca estaba ya un poco harto de la fiebre del mambo, y le entró la del renovarse o morir. Así que inspirado por la experiencia de los chicharrones, inventó dos nuevas fiebres: La del dengue y la del baklán.
En este E.P. pueden escuchar a Carmen Salinas con la Orquesta de Pérez Prado haciéndose unos fantásticos dengues, entre ellas el gran jit de verano "Cuando Calienta el Sol" y un maravilloso "Dengue Italiano". ¡Caramelo para tu boca!


Cuando Calienta el Sol


Angelitos Negros


Dengue Italiano

Celos



Y aquí pueden ver a Carmen Salinas bailando el paso baklán:



Y aquí otros maravillosos dengues:

Pérez Prado presenta por primera vez el Dengue:



¡Más madera! ¡Es la Denguerra!:

http://www.youtube.com/watch?v=dd3Wnf8o4gQ&NR=1

http://www.youtube.com/watch?v=RwzWUesOBLY&feature=related

http://www.youtube.com/watch?v=pD4BrxU3jgk&feature=related

1 comment:

Erin said...

vaya pechos mas puntiagudos